5 consejos para elegir una productora que se ajuste a lo que buscas.

Ha llegado el momento de hacer un vídeo para tu empresa o para ese nuevo producto que queréis lanzar y no sabes por donde empezar. ¿Cómo demonios encontrar a la productora perfecta para este proyecto? Barata pero eficaz y que sepa lo que hace… En nuestro blog puedes encontrar algunos consejos sobre qué hacer antes de encargar un vídeo para tu empresa, pero vamos a centrarnos aquí en la productora en sí. Hay cinco cosas fundamentales:

1. Comprueba si el estilo se ajusta a lo que quieres

Lo primero que hay que hacer al buscar productora es ver si el estilo de su trabajo va con lo que estás buscando para tu empresa. Busca por su web, seguramente tendrán algunos ejemplos de lo que son capaces de hacer y si no te queda claro, escribe sin compromiso. Muchos clientes se ponen en contacto con 10 productoras diferentes y eligen la que les da un presupuesto más bajo. Bueno, es un sistema, pero no todo es el presupuesto. La productora debe decirte qué te está ofreciendo por ese presupuesto y darte garantías de que es capaz de llevarlo a cabo.

2. Trabaja la comunicación

Desde el primer momento, la comunicación con tu productora tiene que ser fluida. Tienes que sentirte cómodo con ellos y poder recurrir a su consejo si es necesario. Que contesten a tus dudas en un tiempo prudencial será tan importante como que tu empresa resuelva las suyas. Una buena comunicación resuelve muchos problemas y facilita el trabajo.

3. Confianza

Si sientes que tu productora te está cobrando más de la que debería o no estás de acuerdo con las condiciones, simplemente pregunta. Puede que haya habido un malentendido o que estén teniendo en cuenta en el presupuesto aspectos con los que no habías contado. No rechaces un proyecto porque de entrada te parezca caro, muchas veces es posible negociar los presupuestos simplemente sentándose a hablar tranquilamente.

Toda relación empresarial es algo tensa al principio. Ten en cuenta que tus mismos miedos los tendrá la productora también: ¿les estará gustando lo que estamos haciendo? ¿me pagarán? Una buena planificación del video para empezar y una puesta al día periódicamente son buenos puntos de partida. Y no eches a correr porque la productora pida parte del dinero por adelantado. En ocasiones hay que adelantar dinero para material o desplazamientos y es lógico que la productora quiera cubrir esos gastos.

4. La profesionalidad no tiene nada que ver con vestir de traje

Algunos clientes se sorprenden cuando se meten en una producción audiovisual por la aparente falta de seriedad que reina en este mundillo: no hay trajes, ni corbatas, ni comidas de negocios. Las cosas suelen funcionar de manera más directa e informal, lo que no significa que no exista profesionalidad. Por supuesto hay compañías de todo tipo. Lo mejor es que busques el estilo tanto visual como de trato que va contigo y tu empresa.

En Narvia Media por ejemplo, nos gusta ser directos y cercanos. Trabajamos más cómodos si podemos ser sinceros y lo son con nosotros, vestimos vaqueros, nos gusta Star Wars y alguno lleva piercings, ¡pero entendemos que eso no encaja con todos los gustos!

5. ¡Contrasta la información!

Fija desde el principio las condiciones de tu vídeo y el plazo de entrega discutiéndolo con ellos. Si te ofrecen un gran vídeo, en pocos días y por poco dinero: ¡cuidado! Asegúrate de que la empresa es de fiar, haz una búsqueda por internet o incluso ponte en contacto con alguna de las empresas con las que ya han trabajado para pedir opiniones. No todo lo que aparece en las páginas webs de las empresas es siempre cierto, algunas usan vídeos que no son suyos para promocionarse o reflejan opiniones de supuestos clientes que no son ciertas. ¡Hacer una pequeña búsqueda nunca viene mal!

En resumen, se trata de formar un equipo con tu productora. Piensa que tu vídeo les servirá a ellos para conseguir nuevos clientes, así que tienen tantas ganas como tú de que salga lo mejor posible.

 

¿Has tenido alguna experiencia con productoras audiovisuales? ¿Algún aspecto importante que nos hayamos olvidado mencionar? Puedes dejarnos aquí tus comentarios, ¡siempre andamos en busca de nuevas ideas para mejorar!

Si quieres saber más sobre nosotros o nuestro trabajo, puedes ponerte en contacto y preguntarnos cualquier cosa escribiendo a info@narviamedia.com

 

5 consejos para asegurarte de que tu video estará listo a tiempo.

Fijar el tiempo que se tardará en tener listo un vídeo empresarial depende de tantos factores que no puede darse un dato a la ligera: la complejidad del vídeo, los recursos que se vayan a usar… cada vídeo es un mundo. Entre 15 días para algo sencillo y varios meses para lo más complejo, puede haber infinidad de variantes. Aquí te damos 5 claves para ayudarte a calcular:

1. ¿Cuál es el plazo?

Muchas empresas encargan sus vídeos para una determinada feria o evento, mientras otras, simplemente quieren un vídeo para usar en cualquier momento. Sea cual sea tu caso, fija una fecha con la productora. Tan malo es dar mucho tiempo como poco.

2. Sé realista

Es habitual que una semana antes de la gran feria del año, a alguien se le ocurra llevar un vídeo promocional. Si este es tu caso, no está todo perdido. Se pueden hacer vídeos muy buenos en un período de tiempo muy corto, pero tendrás que ser realista. Tener poco tiempo anula la posibilidad de usar recursos que te encantaría usar: 3D, actores, localizaciones increíbles…

3. Planifica por adelantado

Lo mejor para que tu vídeo no se quede a medio gas es planificar por adelantado. ¿Tienes una feria muy importante en Septiembre? ¡Empieza  a pensar en tu vídeo en Mayo! ¿Una campaña de Navidad? ¡No la pongas en marcha el 10 de Diciembre! Ten en cuenta los períodos de vacaciones o las fiestas, eso puede provocar retrasos en tu vídeo tanto porque la productora tenga a parte de su personal de vacaciones como porque tú no estés para contestar emails mientras te diviertes en la playa.

4. Si es urgente, es más caro

No olvides que tu empresa probablemente no sea el único cliente de la productora que has elegido. Ten en cuenta que aunque tengas prisa, quizá la empresa tenga otros proyectos en marcha y no pueda encargarse del tuyo inmediatamente. Existen tres opciones en este caso: que la productora cobre un recargo por urgencia (por trabajar en fines de semana, hacer horas extra, contratar personal de refuerzo… el recargo puede ser de hasta un 25%), esperar hasta que la productora esté disponible o encargar el vídeo a otra productora que quizá no se ajuste tanto a lo que buscabas.

5. Da toda la información cuanto antes

Asegúrate de que informas a tu productora de todos los aspectos necesarios para realizar el vídeo. Este tema ya lo hemos tratado en otros posts, pero lo básico sería informar sobre la duración final del vídeo, el tipo de imagen quieres y los recursos necesarios (grabación, actores, traducciones…). Ésta es la mejor manera de saber desde el principio si se llegará al plazo marcado o no. Y asegúrate de que han captado tu idea, no es fácil transmitir lo que uno tiene en la cabeza. Los ejemplos de otros vídeos suelen ser una manera sencilla de saltarse este bache.

En cualquier caso, la previsión siempre es lo ideal y ser realista con respecto a lo que esperas de tu vídeo una necesidad. Si quieres algunas ideas más sobre cómo elegir tu productora puedes visitar nuestro siguiente post, en el que encontrarás 5 prácticos consejos sobre cómo elegir una productora audiovisual.

¿Has tenido alguna experiencia con productoras audiovisuales? ¿Algún aspecto importante que nos hayamos olvidado mencionar? Puedes dejarnos aquí tus comentarios, ¡siempre andamos en busca de nuevas ideas para mejorar!

Si quieres saber más sobre nosotros o nuestro trabajo, puedes ponerte en contacto y preguntarnos cualquier cosa escribiendo a info@narviamedia.com


 

5 detalles importantes antes de grabar.

El vídeo de tu empresa dependerá mucho de lo que puedas aportar. No sólo aportas el dinero sino también el conocimiento, las instalaciones, el personal y puede que imágenes o vídeos ya existentes.

1. ¿La productora ha entendido la idea?

Dedica el tiempo necesario no sólo a pensar en lo que quieres sino a asegurarte de que la productora ha captado tu idea. En ocasiones aparecen problemas al realizar un vídeo porque la comunicación no fue suficiente y lo que uno tiene claro en su mente no llega tan claro a la mente del otro. Lo ideal es enviar ejemplos de vídeos o imágenes que se parezcan a lo que quieres para que no haya malentendidos. Pide además que la productora te mantenga al día de los avances. Cuanto antes se detecte un problema en el vídeo, menos quebraderos de cabeza.

2. La de la limpieza vino el lunes

Si quieres que tus instalaciones aparezcan en el vídeo, asegúrate que tienen el aspecto que quieres transmitir. Si tu oficina se limpia los lunes, programa la grabación para el martes y pide a los empleados que organicen un poco. Y si hablas sobre coches, ¡intenta que estén limpios el día de la grabación!

3. Los empleados

En caso de que en el vídeo aparezcan imágenes de los empleados, deberás asegurarte de que hayan cedido sus derechos de imagen (empleados despedidos o descontentos pueden poner quejas) y de que el día en que se fije la grabación, su vestuario sea el más adecuado. Por ejemplo, puedes pedirles que se pongan camisa ese día aunque no sea lo habitual. Si alguno de ellos va a hablar frente a la cámara es mejor asegurarse de que será capaz de hacerlo. Algunas personas dicharacheras se quedan congeladas ante el objetivo de una cámara y el resultado en el vídeo es terrible.

4. ¿No nos hicieron unas fotos hace unos años?

Una manera de abaratar tu presupuesto puede ser aportar material que ya tengas, quizá de otros proyectos. Un reportaje fotográfico o imágenes de las instalaciones, en cualquier caso, habrá que asegurarse de que la calidad sea la suficiente para formar parte del video final.

5. Logotipos, identidad visual y marketing variado

La productora necesitará algún material que sólo tu empresa puede proporcionarles: logotipos en gran calidad, slogans o normas de identidad visual corporativa por poner algunos ejemplos. Si tu empresa no permite que el logotipo aparezca en el centro de la pantalla o nada de color rojo puede asociarse a tu marca, la productora deberá saberlo desde el principio. Tipografías, palabras a evitar… ¡incluso las palabras que usar al referirse a los productos deben estar claras! Quizá la productora use la palabra “sistema” en lugar de la palabra “dispositivo” en el guión y eso suponga un verdadero drama para el departamento de marketing.

Pero lo más importante que una empresa puede aportar durante la realización de un vídeo es feedback. Comenta tus impresiones sobre el guión y el diseño lo antes posible. No sigas adelante con algo que no te haga sentir cómodo, seguirá sin gustarte el primer día y un año después cuando sigas viendo el vídeo. Eso sí, no pierdas de vista el plazo del que dispones para tener el video listo.

¿Has tenido alguna experiencia con productoras audiovisuales? ¿Algún aspecto importante que nos hayamos olvidado mencionar? Puedes dejarnos aquí tus comentarios, ¡siempre andamos en busca de nuevas ideas para mejorar!

Si quieres saber más sobre nosotros o nuestro trabajo, puedes ponerte en contacto y preguntarnos cualquier cosa escribiendo a info@narviamedia.com